Paulinos en España, 80 años de trabajo en el apostolado

El apostolado de los Paulinos tiene ya ochenta años de trabajo en España, proclamando el Reino de Dios y anunciando el evangelio de forma bastante particular: a través de los medios de comunicación.

Su intensión, desde su creación, ha sido hacer llegar el evangelio a la mayor cantidad de personas, de una forma sencilla, profunda, llena de significado y sobre todo actual. Su fundador, Santiago Alberione ya lo había dejado muy en claro al afirmar que debemos “hablar de todo, sí, pero cristianamente”.

Paulinos en España trabajando desde hace 80 años

El apostolado de los Paulinos no se limita sólo al empleo del lenguaje y del uso de las tecnologías, sino toda una reflexión dentro de una cultura que a cada día se vuelve más y más digital, buscando así atrapar un público que se ha estado alejando de las enseñanzas cristianas: la juventud.

Así, se inicia en 1914 el apostolado de los Paulinos en España, y desde entonces no se han detenido. Su forma de predicar el evangelio ha logrado hacer llegar el mensaje del Señor a muchísimas personas, ya que al ver a la tecnología como un aliado y no como un enemigo, alcanza lugares que antes no se hubieran pensado.

¿El apostolado de los Paulinos siempre se inclinó hacia las tecnologías de la comunicación?

Sí. Desde su llegada a España han estado elaborando diferentes revistas (“Vida Pastoral”, “Familia Cristiana”, “Valentín”, “El Ángel del Hogar”), incluso el apostolado de los Paulinos se involucró con la prensa y la radio. Todo de acuerdo a la época en la que se hallaban, y, sin importar que algunas de éstas fallaran, siempre se renovaban con la fe y la certeza de que llevar el mensaje de Dios es una misión cuyo valor es superior al del fracaso.

El apostolado de los paulinos

Así que sí, siempre se han inclinado hacia las nuevas tecnologías de la comunicación. Centrándose en usar nuevos canales para llegar a todos los fieles del Señor; pero llegar con veracidad y un testimonio sincero, ser una mano amiga para el necesitado y un consejo para el que quiera escuchar.

El apostolado de los Paulinos no es sólo una misión religiosa, es una forma de vida digna de admirar.